abril 21, 2022 3 Tiempo est. de Lectura 0 Comentarios

Por qué regalar rosas en Sant Jordi

Se acerca la que para muchos es una de las fechas más importantes del año: el Día de Sant Jordi. Ese día en el que enamorados y no enamorados regalan una rosa acompañada de un libro, una excusa para tener un cariñoso detalle con un ser querido. Y es que no importa que sean amigos, familia o pareja: es realmente bonito regalar rosas en Sant Jordi.

A continuación os contamos toda la historia de este día y por qué regalar rosas.



Regalar flores para Sant Jordi


La flor más emblemática del 23 de abril, Sant Jordi, es la rosa. Pero esto ha ido evolucionando y ya no es la típica 
rosa roja enfundada, sino que se han ido popularizando las rosas de diferentes colores e incluso las flores diferentes. Y es que, dependiendo del color de la rosa, el significado que tiene y, por tanto, el mensaje que queremos transmitir con ella son distintos.

En esta fecha, lo más tradicional es regalar una rosa roja acompañada de un libro. La rosa es un símbolo de amor; no en vano, podríamos decir que este es el Día de los Enamorados en Cataluña. En conjunto, son una pareja de regalos muy personalizable, ya que existen flores y libros para todos los gustos.

Las flores para Sant Jordi son lo que los bombones para
San Valentín . No pueden faltar, así que es importante reservar la rosa con antelación para después no ir con prisas.

También son muchos los que aprovechan para regalar, en lugar de una sola rosa enfundada, un ramo entero de rosas rojas. Una forma muy especial y bonita de celebrar el amor en esta fecha señalada.

Pero todavía puedes ir más allá: optar por una 
caja llena de rosas es una alternativa singular y con mucho encanto. Seguro que tu ser querido nunca olvidará este regalo único.



Origen de regalar rosas en Sant Jordi


El origen de regalar rosas en Sant Jordi es ancestral, pero lo bonito es que a día de hoy se siga celebrando y sirva como un reclamo para celebrar el amor. Como en muchos otros días significativos del calendario, hay detrás una bonita leyenda. En este caso, una que nos hará creer en princesas y caballeros heroicos.

En la leyenda que se conmemora el 23 de abril, Sant Jordi era un caballero que consiguió liberar a una princesa de las garras de un dragón. Lo mató él mismo con una lanza, y la sangre que brotó de la bestia creó un rosal. Entonces, el valeroso Sant Jordi le regaló una de las rosas que salían de él a la princesa.

Desde ese momento, el 23 de abril se convirtió en una fecha conmemorativa para todos los Jorges y Jordis, pero también para los enamorados catalanes. Además, al tratarse del día en el que se conmemoran las muertes de Shakespeare y de Cervantes, se festeja igualmente el Día del Libro. De este modo, ambas celebraciones se han unido y lo más común hoy en día es regalar una rosa roja acompañada de un libro.

Regalar flores para Sant Jordi siempre ha sido una tradición de mucho peso en Cataluña, pero poco a poco se ha ido extendiendo y ya se ha convertido en una costumbre española que año tras año va conquistando adeptos. Y es que de leyendas como la que te hemos contado nacen hermosas costumbres que nos invitan a celebrar lo que tenemos.

Regalar rosas en Sant Jordi es un gesto de cariño y aprecio surgido de una leyenda romántica y muy popular. Y, además, unir las tradiciones del libro y la rosa resulta en un regalo ideal que todo el mundo espera ilusionado. ¿Te animas a participar?